Su cheque de pago

Una vez que usted entre a trabajar, recibirá un cheque de pago. La mayoría de los empleadores pagan a sus empleados dos veces por mes, o sea, cada dos semanas.

Cómo comprender su cheque de pago

Es posible que el monto de su cheque de pago no sea tan alto como le parece que debe ser. Por ejemplo, si su pago por hora es de $10 y usted trabaja 40 horas por semana durante dos semanas, podría estar esperando que le den un cheque por $800. Sin embargo, un número de cosas llamadas deducciones pueden reducir el monto del cheque que usted recibe. Su cheque de pago posiblemente incluirá deducciones para pagar:

  • Impuestos del Seguro Social
  • Impuestos sobre la renta
  • Contribuciones a planes de jubilación
  • La parte de la prima de un seguro médico que a usted le corresponde pagar.

Todas estas cosas son, en realidad, buenas. Los impuestos del Seguro Social le ayudarán a pagar los gastos que tendrá después de jubilarse o le darán derecho a recibir beneficios del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI) si su discapacidad empeora. Los impuestos sobre la renta se utilizan para apoyar obras públicas en su comunidad. Al contribuir dinero a un plan de jubilación, usted asegura el uso de ese dinero para pagar sus gastos cuando se jubile. Un seguro médico pone a su alcance los servicios médicos que necesite.

Haga su declaración de sus impuestos

Una vez que haya obtenido un empleo, tiene la obligación de preparar y presentar una declaración de sus impuestos cada año. La mayoría de las personas hacen esto en marzo o abril. La fecha límite para el envío de su declaración de impuestos es el 15 de abril. Si usted hace su declaración de impuestos, es posible que no tenga que pagar nada porque lo que debe se dedujo en forma automática de su cheque de pago. Con frecuencia, ¡el gobierno hasta le envía un cheque si se dedujo demasiado dinero de su cheque de pago para pagar sus impuestos! A esto se le llama un reembolso.

Es posible que usted tenga derecho también a recibir un Crédito Tributario por Ingresos Ganados (EITC). Este crédito ayuda a las personas que tienen ingresos bajos. Gracias al crédito EITC, usted posiblemente recibirá un cheque aun mayor del gobierno. Para obtener más información, visite el sitio web del Servicio de Rentas Internas (IRS), o bien, llame al 1-800-829-1040 o al 1-800-829-4059 (TDD).

Abra una cuenta bancaria y deposite su cheque de pago

En el pasado, usted posiblemente pagaba todos sus gastos con dinero en efectivo y no necesitaba abrir una cuenta bancaria. Sin embargo, una vez que haya obtenido un empleo, una cuenta bancaria puede facilitar mucho su vida y hacerla más segura.

Hay motivos importantes para abrir una cuenta bancaria cuando usted entra a trabajar:

  • Usted tiene ahora más dinero del que tenía antes y necesita un lugar donde lo pueda guardar.
  • Puede hacer que su cheque se deposite automáticamente por medio de un depósito directo.
  • Puede abrir una cuenta bancaria y pagar sus cuentas con cheques.

Desafortunadamente, muchos bancos grandes cobran cargos mensuales. Sin embargo, hay muchos bancos pequeños y uniones de crédito que ofrecen cuentas sin cargos. Usted no debe nunca pagar cargos mensuales para tener una cuenta bancaria. Asegúrese de comparar los cargos cobrados por varios bancos y, si está pagando un cargo por su cuenta, ¡puede cambiar de banco!

Tiendas de cobro de cheques y prestamistas de día de pago
Algunas personas van a tiendas de cobro de cheques en vez de depositar sus cheques en el banco. Usted puede entregar sus cheques en estas tiendas y le darán dinero en efectivo, pero cobran cargos muy altos por este servicio. Por ejemplo, si usted entrega un cheque por $100 en una de estas tiendas, es posible que pagará $8 para cobrarlo. De esta manera, en vez de recibir $100 en efectivo, recibirá solamente $92. Sin embargo, si deposita su cheque en el banco, no tendrá que pagar nada.

Muchas tiendas de cobro de cheques funcionan también como prestamistas de día de pago. Muchas personas que no tienen dinero en efectivo suficiente optan por obtener préstamos de día de pago, los cuales son pequeños montos de dinero que reembolsan cuando reciben su cheque de pago o de beneficio. El problema es que las tasas de interés de estos préstamos de día de pago son increíblemente altas —¡de hasta 400% por año!

Abra una cuenta bancaria y evite las tiendas de cobro de cheques y los prestamistas de día de pago. De esa manera, usted podrá ahorrar más dinero para las cosas que quiere y necesita comprar.