La Ley de ciudadanos americanos con discapacidades (ADA)

¿Qué es la ley ADA?

La Ley de ciudadanos americanos con discapacidades (Americans with Disabilities Act —ADA) es una ley que prohíbe la discriminación a las personas con discapacidad. La palabra discriminación significa el trato injusto o desigual de alguien con una discapacidad. La discriminación ocurre también cuando se le niega a una persona discapacitada un acomodo razonable necesario.

¿Cómo define la ley ADA la discapacidad?

La ley ADA utiliza el término “deterioro substancial” al definir a las discapacidades que dan la elegibilidad para recibir protección. Para que esta ley le proteja, usted debe tener, o tener documentación que pruebe, o considerarse como una persona que tiene un deterioro físico o mental que limita en forma substancial una o más de las actividades importantes para vivir. Estas actividades incluyen, pero no se limitan a, las siguientes: oír, ver, hablar, caminar, respirar y realizar tareas manuales, cuidar su persona, aprender, leer, comer, dormir, alzar objetos, doblar el cuerpo, pararse, pensar, comunicarse, concentrar su atención y trabajar. Las actividades vitales importantes incluyen también las funciones principales del cuerpo. Esto significa que usted tiene derecho a las protecciones de la ley ADA si tiene una condición que afecta cualquiera de las siguientes cosas:

  • El sistema inmune
  • Los órganos sensoriales especiales
  • La piel
  • El crecimiento normal de las células
  • Las funciones digestivas, genitourinarias, intestinales y de la vejiga
  • Las funciones del sistema nervioso, respiratorias, circulatorias, cardiovasculares, endocrinas, hematológicas, linfáticas, músculoesqueletales y reproductivas
  • Los riñones y el cerebro.

Además, la ley ADA le protege en los siguientes casos:

  • Su historial médico incluye una discapacidad (como, por ejemplo, un cáncer que está actualmente en remisión) o un empleador cree que usted tiene una discapacidad aunque no la tenga.
  • Usted tiene una relación con una persona discapacitada aunque usted no tenga ninguna. Por ejemplo, es ilegal que un empleador le discrimine porque su cónyuge o su hijo o hija tiene una discapacidad. Tenga presente, sin embargo, que esta protección no obliga a un empleador a darle un acomodo razonable porque un miembro de su familia tiene una discapacidad.

¿Se aplica la ley ADA a todos los empleadores?

La ley ADA se aplica a todos los empleadores del sector privado que tienen 15 empleados o más, a todos los empleadores de los gobiernos estatales y municipales sin que importe el número de empleados que tengan, a los sindicatos y a las agencias de empleo. La ley ADA no se aplica a las agencias federales. Las agencias federales están obligadas a cumplir con la Ley de rehabilitación de 1973, la cual es casi idéntica a la ley ADA. La ley ADA no se aplica a los empleadores en propiedades de tribus indígenas y operadas por las mismas, pero es posible que los empleadores tribales estén cubiertos por la Sección 504 de la Ley de rehabilitación o por leyes tribales similares a la ley ADA.

¿Qué partes del empleo rige la ley ADA?

La ley ADA cubre todos los aspectos del empleo, inclusive:

  • La contratación, terminación y el pago en un empleo
  • La asignación de tareas, los ascensos, la capacitación, las suspensiones temporales por falta de trabajo y los beneficios (tales como las contribuciones del empleador a la cobertura médica o al fondo de jubilación)
  • Cualquier otro término o condición del empleo.

La ley ADA también prohíbe que un empleador cubierto (un empleador a quien se aplica la ley ADA) haga preguntas relacionadas con la discapacidad antes de ofrecer un empleo. Un empleador no podrá rescindir la oferta de un empleo al enterarse de una discapacidad, a menos que el empleador pueda demostrar que la persona discapacitada no puede realizar las funciones esenciales del empleo aun con acomodos razonables. Una vez que se le haya dado un empleo a una persona, un empleador no puede hacer preguntas relacionadas con la discapacidad o exigir un examen médico a menos que el examen esté relacionado con el empleo y sea necesario para el negocio.

También es ilegal que un empleador tome represalias —acciones negativas— en contra suya si usted ha hecho valer sus derechos conforme a la ley ADA o ha utilizado los procedimientos de la comisión EEOC o de la División de Derechos Civiles de Arizona para presentar una queja debido a la discriminación. Por lo tanto, usted tiene protección cuando, por ejemplo, notifica a su empleador que usted tiene una discapacidad, solicita un acomodo razonable o presenta una queja.

Si usted tiene una discapacidad y está trabajando o buscando empleo, su derecho a pedir un acomodo razonable es una de las partes más importantes de la ley ADA. Además de proteger a las personas con discapacidad contra la discriminación, la ley ADA ordena también que los empleadores le den acomodos razonables para que usted pueda desempeñar las tareas de su empleo, y también cuando usted solicita empleo o participa en un beneficio para empleados.

Los ejemplos de acomodos razonables incluyen, pero no se limitan a, modificaciones de edificios o de equipos que los hagan más accesibles y útiles para personas con discapacidad, cambios en el momento o la manera en que alguien realiza una función importante del empleo, modificaciones a un horario de trabajo, la compra de equipos o dispositivos, la provisión de materiales de capacitación o políticas en un formato distinto, la provisión de intérpretes del lenguaje de señas, la oferta de licencia para ausentarse con el fin de obtener tratamiento o recuperarse de condiciones médicas relacionadas con una discapacidad y otras acciones similares.

A los empleadores no se les exige proveer acomodos razonables que darían por resultado una carga grave e indebida para las operaciones del empleador. Una carga indebida haría muy difícil o muy costoso para el empleador darle el acomodo. Si un acomodo es demasiado difícil o costoso, su empleador, o su empleador potencial, debe colaborar con usted para descubrir si:

  • Existe un acomodo que funcionaría y que no representaría una carga grave e indebida para el empleador o el empleador potencial
  • Existen recursos de otras agencias que pudieran ayudar al empleador a pagar el costo de proveer el acomodo.

Para obtener más información sobre los acomodos razonables y la manera de solicitarlos, lea el artículo de DB101 sobre Apoyos y acomodos en el empleo.

¿Cómo me protege la ley ADA?

Si usted tiene una discapacidad y reúne los requisitos para desempeñar un cargo, la ley ADA le protege contra la discriminación relacionada con el empleo. Conforme a la ley ADA, usted tiene una discapacidad si tiene un deterioro físico o mental que le limita substancialmente una de las actividades vitales principales.

Si usted tiene una discapacidad, la ley ADA le protegerá si es también capaz de realizar las funciones o tareas esenciales de un empleo, con o sin un acomodo razonable. Esto significa dos cosas:

  1. Usted debe cumplir los requisitos mínimos que el empleador requiere de todos los candidatos, tales como educación, experiencia en el trabajo, destrezas o licencias.
  2. Usted debe poder realizar las funciones esenciales de un empleo, con o sin acomodos razonables. Las funciones esenciales son las tareas fundamentales de un cargo que usted debe poder realizar en forma independiente o con la ayuda de un acomodo razonable. Un empleador no puede negarse a darle un empleo porque su discapacidad imposibilita la realización de tareas que no son esenciales para el cargo. Sin embargo, usted no puede pedir que una función esencial se elimine de la descripción del cargo como un acomodo razonable.
Ejemplo

Usted trabaja como vendedor/a telefónica y es una función esencial que pueda hablar claramente. Sin embargo, no es una función esencial que pueda alzar objetos pesados. Su empleador no puede terminar su empleo porque usted no puede alzar objetos pesados ni exigir que todos los empleados puedan alzar objetos de cierto peso.

La Ley de derechos civiles de Arizona (ACRA)

La Ley de derechos civiles de Arizona (Arizona Civil Rights Act —ACRA) es una ley estatal que también prohíbe la discriminación en el empleo de las personas con discapacidad. La ley ACRA ofrece casi las mismas protecciones que la ley ADA.

¿Quién hace cumplir las leyes ADA y ACRA?

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (Equal Employment Opportunity Commission —EEOC) es la agencia federal que hace cumplir la ley ADA. La Oficina del Procurador General de Arizona tiene una División de Derechos Civiles (Civil Rights Division —ACRD) que hace cumplir la ley estatal contra la discriminación en el empleo. Más adelante en este artículo, daremos más información sobre lo que usted debe hacer si piensa que su empleador no respeta sus derechos conforme a la ley ADA y la ley ACRA.

¿Dónde puedo obtener más información sobre las leyes ADA y ACRA?

El Centro de Arizona para la Ley de Discapacidad (ACDL) puede ayudarle a comprender sus derechos conforme a la legislación federal y estatal sobre la discriminación. Puede ayudarle a determinar si está recibiendo un trato injusto debido a su discapacidad.