Resumen General

El seguro de discapacidad a corto plazo (STD) ayuda a reemplazar parte de sus ingresos durante un año o menos, cuando usted no puede trabajar del todo o puede trabajar solamente a tiempo parcial debido a una discapacidad.

Para recibir la cobertura STD, usted o su empleador debe pagar una prima mensual. Cuando una enfermedad o lesión le impide trabajar, usted presenta una solicitud para recibir beneficios a un/a representante de Recursos Humanos o con su agente de seguros.

La mayoría de las pólizas STD requieren documentación médica que demuestre que usted no puede realizar las funciones de su empleo actual y que explique sus limitaciones. Según su póliza y su condición médica, es posible que tenga que reportar el estatus de su discapacidad. Es probable que haya un período de espera entre la fecha en que usted deja de trabajar y la fecha en que comienza a recibir beneficios.

Una vez terminado el período de espera, usted recibirá por lo general un porcentaje fijo del sueldo que estaba recibiendo antes del inicio de su discapacidad. Aunque el monto varía, los pagos son de aproximadamente el 60% de su sueldo anterior. Por ejemplo, si le pagaban $2,000 por mes en el trabajo y su póliza paga el 60% de sus ingresos antes del inicio de la discapacidad, sus beneficios serán de $1,200 por mes. Las pólizas STD cubren generalmente entre nueve y 52 semanas (o un año). Cuando ese período termina, sus beneficios terminarán.

Cuando sus beneficios de STD terminan, es posible que usted tenga la opción de obtener beneficios de una póliza de discapacidad a largo plazo (LTD) si tiene este tipo de cobertura. Algunos planes STD realizan la transición automáticamente al plan LTD si su discapacidad continúa al terminar el período de beneficios (el período de beneficios es el tiempo durante el cual usted recibe cheques de beneficios). Otra opción sería obtener beneficios del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Si usted piensa que necesitará la cobertura SSDI, debe presentar su solicitud lo antes posible.

Note: Las normas de una discapacidad conforme a una póliza STD y una póliza LTD no son siempre las mismas. La mayoría de las pólizas STD requieren que la persona esté discapacitada para realizar las funciones de su propio empleo. Muchas pólizas LTD requieren que la persona no pueda trabajar en ningún tipo de empleo para el cual esté razonablemente calificada conforme a su capacitación, educación y experiencia, o en cualquier empleo para el cual la persona posea la capacitación y que pague por lo menos un porcentaje especificado de lo que ganaba en su empleo antes del inicio de su discapacidad.