Los beneficios

Cómo obtener beneficios

Si usted se lesiona o se enferma, comuníquese con su Departamento de Recursos Humanos, o con su compañía o agente de seguros lo antes posible para iniciar el proceso de solicitar beneficios. Usted será elegible para recibir beneficios por discapacidad si no puede trabajar por cualquier motivo relacionado con la salud. No es necesario que su lesión o enfermedad esté relacionada con su trabajo.

Una vez que usted haya solicitado beneficios en efectivo de su plan de seguro de ingresos por discapacidad, hay por lo general un período de espera antes de que comience a recibir beneficios. Para el seguro de discapacidad a corto plazo (STD), el período de espera típicamente es de pocos días, pero puede durar tanto como un mes o más. Algunas pólizas requieren también que usted utilice sus días de licencia por enfermedad antes de permitir que reciba beneficios.

Una vez completado el período de espera, usted debe de recibir sus beneficios aproximadamente un mes más tarde.

Los beneficios

Cada póliza tiene una manera diferente de calcular el monto de dinero que usted recibirá. Algunas le envían un monto fijo, mientras que otras le darán un porcentaje del sueldo que recibía antes del inicio de su discapacidad. Según su plan, los bonos, las propinas y las comisiones que recibía de su empleo pueden incluirse o no incluirse en el cálculo de su sueldo.

Según la manera en que se pague el costo de su seguro de ingresos por discapacidad, sus beneficios pueden estar sujetos o no estar sujetos a impuestos cuando usted los recibe. Si su empleador hizo el pago de las primas de seguro, normalmente usted tendrá que pagar impuestos sobre sus beneficios. Si usted pagó una póliza individual con sus ingresos después de la deducción de los impuestos, probablemente no tendrá que pagar impuestos sobre los beneficios. Para obtener más información, comuníquese con una persona profesional en materia de impuestos o con su Departamento de Recursos Humanos.

Los beneficios públicos por discapacidad

Mientras usted esté recibiendo beneficios por discapacidad de un seguro privado, es posible que le convenga solicitar beneficios públicos, como, por ejemplo, los de Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Por ejemplo, si usted está recibiendo beneficios de una cobertura STD y no podrá volver a trabajar cuando el período de beneficios de su cobertura STD termina, le conviene solicitar beneficios de SSDI lo antes posible.

Si usted está recibiendo beneficios de otros programas como SSDI o Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y, al mismo tiempo, está recibiendo beneficios de un seguro STD, la mayoría de las pólizas de seguro privado de ingresos por discapacidad reducirán sus beneficios en el monto de los beneficios que esos programas le pagan. Por ejemplo, si los beneficios de su seguro STD son de $2,000 por mes y usted comienza a recibir $800 por mes en beneficios de SSDI, los beneficios de su seguro STD se reducirán a $1,200 por mes.

La ventaja de estar recibiendo beneficios de SSDI o SSI mientras recibe también beneficios de un seguro de ingresos por discapacidad es que estos programas pueden hacerle elegible para recibir la cobertura médica de Medicare o la del Sistema de Control de los Costos de Atención Médica de Arizona (AHCCCS), cobertura que el seguro de ingresos por discapacidad no ofrece.

La cobertura médica

El seguro STD le da dinero, no cobertura médica. Durante las primeras 12 semanas en que usted no puede trabajar debido a una condición médica, es posible que siga siendo elegible para obtener la cobertura ofrecida por los beneficios de su empleador (inclusive el plan de salud de su empleador) conforme a la Ley de licencia por motivos familiares y médicos (FMLA).

Para tener derecho a continuar la cobertura, usted debe tener todavía su empleo en su organización. La ley FMLA le permite obtener licencia debido a una condición médica o para cuidar a un miembro de su familia con una condición médica durante hasta 12 semanas si su empleo con la organización ha durado por lo menos 12 meses consecutivos antes del inicio de la licencia. Durante la licencia, su empleador tiene la obligación de continuar ofreciéndole los beneficios de salud que le ofrecía antes de la licencia.

Aunque esta licencia será sin pago, usted puede todavía recibir pagos durante su licencia conforme a la ley FMLA si utiliza su licencia por enfermedad o para vacaciones, o si está recibiendo beneficios de su seguro STD. Para obtener más información acerca de la ley FMLA, haga clic aquí.

Una vez terminada la licencia de 12 semanas, su empleador tiene el derecho de despedirle de su empleo si usted todavía no puede regresar al trabajo. Si desea continuar recibiendo su cobertura médica a través del plan patrocinado por su empleador después de su despido, es posible que pueda continuar esa cobertura pagando las primas de su bolsillo conforme a COBRA.

Bajo ciertas circunstancias, es posible que usted se haga elegible para obtener la cobertura médica del sistema AHCCCS o la de Medicare. Para obtener más información sobre la cobertura médica ofrecida a través de programas públicos, visite el sitio web de DB101 y lea la sección titulada Cobertura médica.