No saber cuáles beneficios del Seguro Social recibe

El Seguro Social tiene dos programas de beneficios para personas discapacitadas que tienen un nombre muy parecido:

Algunas personas califican para ambos programas al mismo tiempo. Si recibe beneficios del Seguro Social, pero no está seguro de cuáles, solicite un Informe para la planificación de beneficios (BPQY) gratuito en su oficina del Seguro Social o llamando al 1-800-772-1213 o al 1-800-325-0778 (TTY).

No informar sus ingresos

Usted debe reportarle sus ingresos al Seguro Social y a su oficina de DES/Administración de Asistencia para Familias local. Si no lo hace, podría recibir beneficios que no debería recibir. Esto se denomina un sobrepago y podría tener que devolver ese dinero. Comuníquese con su oficina del Seguro Social y pregunte cómo y cuándo debe reportar sus ingresos para el Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Es posible que pueda reportar por escrito o en línea.

Observación: Si recibe SSDI y Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), está en la obligación de reportar su ingreso a SSDI y SSI individualmente. Obtenga más información sobre cómo reportar los ingresos para la SSI en el artículo sobre SSI de DB101.

Falta de documentos

Mientras mejor documente su condición médica, mayores serán las probabilidades de que reciba Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Llevar un diario médico puede resultar útil. Si no puede escribir en el diario usted mismo, un amigo o familiar puede ayudarle. El diario también puede darle información a sus proveedores sobre su condición médica.

Cuando comience a recibir beneficios, también debe tener una carpeta para guardar copia de todos sus documentos de los últimos cinco años, incluidos:

Lleve su carpeta cada vez que vaya a una oficina del Seguro Social, y tome apuntes en ella cada vez que se comunique con el Seguro Social.

No compartir información con su proveedor médico

Hable de sus planes de solicitar beneficios con sus médicos y otros proveedores médicos. Comuníquese con ellos para determinar cómo su discapacidad lo afecta en su vida y cuánto tiempo durará. Esto puede ayudarle a asegurarse de que su solicitud de beneficios refleje correctamente el tiempo que ha tenido la discapacidad y cómo esta le afecta.