Sus derechos y los acomodos

Si usted necesita apoyo o acomodos especiales para tener éxito mientras está en la escuela secundaria, la Ley de educación para personas con discapacidades (IDEA) exige que se desarrolle y se actualice cada año un Programa de Educación Individualizada (IEP) cuidadosamente elaborado. La sección del programa IEP que trata de la transición identifica sus metas post-secundarias de educación, capacitación, empleo y, si es necesario, una vida independiente. Esta sección incluye también un análisis de los servicios de transición, cursos y actividades que usted puede realizar en la escuela secundaria para ayudarse a progresar después de graduarse.

Su IEP debe tomar en cuenta sus habilidades, necesidades, preferencias y capacidades. El desarrollo de su IEP requiere sus propias ideas y las de su familia, sus maestros y su escuela.

Después de graduarse de la escuela secundaria y comenzar su educación post-secundaria, dejará de tener un programa IEP y la Ley IDEA ya no será aplicable a su caso. Las leyes y los tipos de apoyo que usted podrá obtener son diferentes.

Es importante que usted comprenda estos cambios. Aquí explicaremos en forma resumida estos asuntos. El Departamento de Educación de los EE. UU. tiene también un conjunto breve de preguntas y respuestas que explican sus derechos en las instituciones de educación superior.

Recuerde su IEP

Aun si usted ya terminó su escuela secundaria, su programa IEP todavía le puede ayudar. Este programa puede recordarle los tipos de acomodos que ha utilizado en el pasado y cuáles le resultaron útiles. Esto le ayudará a pensar en los acomodos que necesitará al cursar estudios superiores.

Leyes aplicables a la educación post-secundaria

Hay dos leyes importantes que aseguran que las instituciones de educación superior y otras escuelas para estudios de post-secundaria traten con igualdad a los estudiantes con discapacidades: La Sección 504 de la Ley de rehabilitación de 1973 y la Ley para personas con discapacidades de los Estados Unidos (ADA). Incluimos aquí una descripción bastante básica de estas dos leyes. Si desea obtener más detalles, el sitio web del Centro PACER incluye una buena descripción de sus aspectos más importantes.

La Sección 504

La Sección 504 dispone que cualquier escuela que recibe fondos del gobierno federal tiene la obligación de asegurarse de no excluir a estudiantes con discapacidades. Casi todas las escuelas para estudios de post-secundaria reciben alguna forma de financiamiento federal, lo cual significa que la Sección 504 se aplica a ellas.

La Sección 504 estipula que estas escuelas deben ofrecer apoyos y acomodos apropiados para que los estudiantes con discapacidades puedan participar en plan de igualdad en las clases, actividades, vivienda y cualesquier otros aspectos de la escuela.

La Ley para personas con discapacidades de los Estados Unidos (Americans with Disabilities Act - ADA)

La Ley ADA, cuando se aplica a la educación post-secundaria, no es muy diferente de la Sección 504. La diferencia principal consiste en que la Ley ADA se aplica también a las escuelas que no reciben fondos federales.

Resumen de derechos clave relacionados con la educación post-secundaria
  • A usted no se le puede negar admisión debido a una discapacidad.
  • Usted no tiene la obligación de informar a la escuela de su discapacidad, pero sí tiene que hacerlo si desea acomodos especiales.
  • Su escuela está obligada a ofrecer acomodos para todas las clases, actividades extra-curriculares en el campus o patrocinadas por la escuela, y vivienda.
  • Su escuela puede requerir que usted presente documentación de su discapacidad si desea obtener acomodos especiales.
  • Los acomodos y otros ajustes se hacen según su discapacidad y sus necesidades. La escuela no está obligada a reducir o cambiar los requisitos básicos, servicios, programas o actividades que tienen para estudiantes sin discapacidades.
  • A usted no se le puede cobrar extra por ajustes, programas o actividades académicas al alcance de estudiantes sin discapacidades.
  • La mayoría de las escuelas cuentan con una Oficina de Servicios para Discapacitados (la cual puede tener un nombre diferente). Visite esta oficina para conversar sobre cualquier problema, como, por ejemplo, discriminación o la obtención de acomodos o ajustes académicos.

Cómo solicitar acomodos

En las escuelas post-secundarias, un acomodo es una modificación o ajuste en las instalaciones, cursos, exámenes, actividades extra-curriculares u otros aspectos del ambiente educativo que le permita participar plenamente. Para obtener un acomodo, usted necesitará solicitarla de modo formal a través de la oficina de servicios para estudiantes discapacitados de su escuela. Es importante saber que las instituciones de educación superior y las universidades no están obligadas a ofrecer acomodos si estos acomodos cambian de manera drástica el currículum de un curso.

Ejemplos de acomodos

Con frecuencia, las personas jóvenes con discapacidades no saben qué tipo de acomodo puede ayudarles a educarse. Si éste es su caso, usted debe comunicarse con la oficina de servicios para estudiantes discapacitados para conversar sobre las ideas que ellos tengan en cuanto a acomodos que le podrían ayudar.

A continuación mencionamos algunos ejemplos de acomodos. Hay muchas otras posibilidades no incluidas en esta lista.

  • Acomodos para exámenes (asignación de más tiempo para presentar exámenes, un sitio tranquilo para presentar sus exámenes, o exámenes bajo supervisión);
  • Intérpretes para lenguaje por señas;
  • Subtitulado en tiempo real;
  • Materiales para el salón de clases en formato accesible (textos con letras grandes, libros grabados en audiocintas o CD, textos electrónicos o libros en Braille);
  • Ayuda en laboratorios;
  • Equipos adaptivos;
  • Traslado del salón de clases a un sitio con acceso para sillas de rueda;
  • Servicios para tomar notas;
  • Instrucción individual;
  • Transporte en buses especiales.

¿Debo informar a mi escuela de mi discapacidad?

Usted no tiene la obligación de divulgar su discapacidad. Sin embargo, si necesita un acomodo para tener éxito en sus estudios, debe conversar acerca de su discapacidad con la oficina de servicios para estudiantes discapacitados o con el/la coordinador/a de ADA en su escuela. Si usted no les informa de su discapacidad, no podrá obtener los acomodos que necesita y esto podría predisponerle a un fracaso.

Cuando usted y la oficina de servicios para estudiantes discapacitados definen los acomodos necesarios, dicha oficina notificará a su profesor/a de la decisión tomada. Su profesor/a posiblemente le hará preguntas sobre el acomodo para asegurarse de que usted lo reciba, pero usted no tiene que divulgar su discapacidad a su profesor/a.

Documentación

Su escuela le dará servicios para acomodos relacionados con su discapacidad solamente si usted los necesita. Si tiene una discapacidad oculta, es posible que tenga que presentar documentación que compruebe su discapacidad y su necesidad de un acomodo.

Por ejemplo, si usted tiene una discapacidad para el aprendizaje, tendrá que someterse a pruebas o a una evaluación administrada por un/a psicólogo/a u otra persona experta en discapacidades. Algunas escuelas reconocerán estas evaluaciones solamente si se han realizado durante los últimos tres años. Esto puede ser costoso. Si usted está todavía en la escuela secundaria, su distrito escolar le ayudará en algunas instancias a obtener documentación gratis. Para obtener más información sobre la manera de solicitar una evaluación, comuníquese con la oficina de educación especial en su distrito escolar. La mayoría de las escuelas no pagarán el costo de la evaluación. La mayoría de las instituciones de educación post-secundaria no pagarán estas pruebas.

Sobre todo, averigüe antes de matricularse si la escuela donde desea cursar estudios requerirá esta documentación. De esa manera, usted podrá tener lo que necesita para solicitar su acomodo sin atrasarse en sus estudios.

La defensa de sus propios derechos

Cuando usted asiste a una institución de educación superior, se convierte en la persona responsable de su propia educación. Se convierte también en la persona principal que necesita asegurarse de que sus derechos se respeten. Esto se conoce también como la defensa de sus propios derechos.

Lo anterior no significa que usted tenga que hacerlo todo por su cuenta. Su familia y sus amistades pueden ofrecerle apoyo y muchas escuelas cuentan también con grupos independientes de estudiantes discapacitados.

Cuándo presentar una queja

Si usted necesita un acomodo y la oficina de servicios para discapacitados de su escuela no le ayuda a obtenerlo, usted puede tener necesidad de presentar una queja formal. Todas las escuelas tienen procedimientos para tramitar quejas, los cuales se explican en el manual de estudiantes (student handbook).

Si la situación continúa sin resolverse después de la presentación de su queja, usted posiblemente necesitará presentar su reclamo ante la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los EE.UU. Sin embargo, esto debe hacerse solamente si todo lo demás ha fallado. Es mucho mejor, más rápido y más fácil llegar a un acuerdo con su escuela, si es posible.