Los servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo

Durante los últimos 40 años, la legislación de los EE. UU. ha cambiado para permitir que las personas con discapacidad logren un grado de igualdad mayor en el sitio del trabajo. Leyes como la Ley de rehabilitación de 1973, la Ley de ciudadanos americanos con discapacidades (ADA) de 1990 y la Ley de inversión en la fuerza laboral (Workforce Investment Act —WIA) de 1998 han sido de importancia especial en este proceso. Gracias a estas leyes, las personas con discapacidad pueden obtener el apoyo que necesitan para conseguir empleo, los cuales pueden incluir servicios de asistencia personal (PAS) en el sitio del trabajo.

Los acomodos razonables

De importancia clave en la manera en que estas leyes han ampliado las posibilidades de empleo para las personas con discapacidad es la obligación que la mayoría de los empleadores tiene ahora de dar acomodos razonables a sus empleados. Un acomodo razonable es un ajuste o modificación en un empleo o sitio de trabajo que permite que un/a trabajador/a con una discapacidad realice con éxito las tareas esenciales de su empleo.

Observe que la ley ADA se aplica solamente a empleadores con 15 empleados o más. Si usted trabaja para un empleador con menos de 15 empleados, es posible que ese empleador no tenga la obligación legal de darle el acomodo que usted necesita. Sin embargo, muchos empleadores con menos de 15 empleados optan por dar acomodos aunque no tengan la obligación de hacerlo.

La ley ADA no se aplica a negocios de propiedad de tribus indígenas y operados por ellas. La sección 504 de la Ley de rehabilitaciónposiblemente se aplica en situaciones en las que empleadores tribales aceptan asistencia financiera del gobierno federal, al igual que en casos en que se han promulgado leyes tribales similares a la ley ADA.

Ejemplos de acomodos razonables
  • Un/a empleado/a ciego/a puede solicitar un lector de la pantalla de su computadora para poder realizar con éxito las tareas esenciales de su empleo.
  • Un/a empleado/a con una condición médica mental puede solicitar un horario de trabajo flexible o permiso para programar ausencias del trabajo por motivos médicos.
  • Un/a empleado/a con movilidad limitada puede obtener la ayuda de un/a asistente personal (PCA) con aspectos de su atención personal, como, por ejemplo, en el servicio sanitario o a la hora de almorzar.

Servicios de asistencia personal como acomodo razonable en el sitio de trabajo

Algunas personas necesitan servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo para poder desempeñar las tareas esenciales de su empleo. Si usted necesita servicios PAS, es posible que esos servicios se consideren un acomodo razonable conforme a la ley ADA y su empleador posiblemente tenga la obligación de darle servicios PAS si usted los solicita.

Ejemplos de servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo

Cuando usted solicita un empleo, es posible que necesite:

  • Un/a intérprete del lenguaje de señas durante la entrevista para una persona sorda
  • Un/a lector/a de la prueba de empleo para alguien que tenga un impedimento visual
  • Un/a asistente personal que ayude a completar la solicitud de empleo si el empleador exige que la solicitud se complete en el sitio de trabajo, para alguien con impedimentos para utilizar los brazos.

Cuando está trabajando, es posible que necesite servicios PAS para:

  • Archivar documentos, recoger materiales de trabajo pesados o difíciles de alcanzar, o realizar otras tareas manuales no esenciales
  • Asistencia con los arreglos para viajes de negocio
  • Subtitulado en tiempo real durante una reunión

Cómo solicitar un acomodo razonable

Para obtener cualquier acomodo razonable en su empleo, inclusive servicios PAS, usted necesita comprender las reglas y protecciones relacionadas con la obtención de un acomodo. De importancia clave es revelar su discapacidad.

De hecho, el único momento en que usted tiene la obligación de revelar una condición discapacitante en el sitio de trabajo es al solicitar un acomodo razonable. Su empleador, quien tomará en consideración su solicitud de acomodo razonable, tiene el derecho de pedirle la documentación necesaria para establecer la existencia de la discapacidad y la necesidad de un acomodo razonable.

Una vez entregada la documentación, usted y su empleador negociarán la naturaleza del acomodo razonable. Si recibir servicios PAS constituye el mejor acomodo para usted, es posible que su empleador elija dárselos. Sin embargo, es posible que su empleador considere otros acomodos que en su opinión tendrán más sentido. La responsabilidad de su empleador consiste solamente en darle el acomodo que le permita desempeñar las tareas clave de su empleo.

Por ejemplo, si usted solicita un/a asistente personal que le lea documentos en voz alta, su empleador posiblemente decidirá que sería menos costoso darle software para que la pantalla de su computadora se los lea.

El artículo de DB101 titulado Apoyos y acomodos en el empleo contiene información mucho más detallada sobre la manera de revelar su discapacidad y solicitar acomodos razonables.

Financiamiento para los servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo

Con frecuencia, un empleador paga el costo de servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo si considera que son un acomodo razonable. Es posible que las siguientes fuentes ofrezcan fondos adicionales:

Recursos para servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo

  • El Centro de Investigación y Capacitación de Apoyos en el Empleo y la Retención de Empleos de Virginia Commonwealth University (Virginia Commonwealth University Rehabilitation Research and Training Center on Workplace Supports and Job Retention) tiene una buena hoja de datos sobre los servicios de asistencia personal en el sitio de trabajo.
  • La Oficina de Políticas de Empleo para Discapacitados (Office of Disability Employment Policy—ODEP) del Departamento de Trabajo (Department of Labor —DOL) de los Estados Unidostiene enlaces para varios recursos útiles relacionados con los servicios de asistencia personal.