Cosas que usted puede controlar

Hay ciertas cosas relacionadas con la compra de una casa que usted puede controlar. Al encargarse de estas cosas, aumentará las posibilidades de encontrar y comprar su casa.

La decisión de alquilar o comprar su casa

La consideración inicial, y más importante, es determinar si de veras le conviene comprar una casa. Al tener su casa propia, usted tendrá que asumir responsabilidades que no todo el mundo puede o desea asumir. Las responsabilidades más importantes incluyen el pago puntual de la hipoteca cada mes y el mantenimiento de la propiedad en buenas condiciones. Si el inodoro se tapa, ¡no hay a quien acudir! Usted es responsable de resolver todos los problemas relacionados con su propiedad.

Entonces, ¿por qué asumir una responsabilidad tan grande? A continuación, algunas razones muy buenas:

  1. Tener su casa propia puede ayudarle a acumular bienes. La educación, el desarrollo de un pequeño negocio y la compra de una casa son las maneras más comunes de acumular bienes. Aunque el mercado de bienes raíces ande mal, las personas que han tenido su casa propia durante mucho tiempo pueden demostrar que el valor de su casa ha aumentado con los años. Tener una casa no es fórmula mágica para adquirir una riqueza inmediata; es una estrategia gradual para aumentar el valor de sus bienes a largo plazo.
  2. Tener su casa propia ofrece ventajas fiscales. Los intereses y los impuestos sobre la propiedad que se pagan sobre una hipoteca son por lo general deducibles de los impuestos sobre la renta. Esta deducción puede dar como resultado ahorros considerables en los impuestos que las personas con ingresos ganados tienen que pagar.
  3. Usted puede evitar aumentos en el pago mensual de su hipoteca.Si obtiene una hipoteca de tasa fija para comprar su casa, el pago mensual de su hipoteca será el mismo hasta pagar el monto total de la hipoteca. Si usted tiene una hipoteca de tasa fija, el pago que hace este mes será el mismo que hará el próximo año, en cinco años y ¡en 25 años!
  4. Tener su casa propia le permite vivir de manera más independiente. Es una magnífica oportunidad para lograr la autonomía personal y le permite echar raíces en su comunidad. Le da más opciones para decorar su casa, el número de años que desea residir en un área y las reglas que desea observar en su casa, en contraste con las opciones que le ofrece una vivienda alquilada. Al tener una casa de su propiedad, usted se incorporará a su comunidad, desarrollará un interés en su vecindad y ¡será un contribuyente con igualdad de derechos!

La decisión sobre el lugar donde quiere vivir

Uno de los aspectos más importantes de tener su casa propia es la decisión sobre el lugar donde desea vivir. Al investigar las posibilidades de compra, trate de encontrar la casa que mejor se amolde a su situación económica. Es posible que quiera vivir en un barrio que conoce, o en una casa cercana al sitio donde trabaja o al sistema de transporte público. Si tiene niños, le conviene investigar las escuelas del lugar.

Nadie puede obligarle a comprar una casa en un área que no le agrade. Sin embargo, la cantidad de sus ahorros y sus ingresos posiblemente será suficiente para comprar en cierta área pero no le alcanzará para hacer su compra en otra área donde las casas sean más caras. Al buscar una casa, usted puede preguntar a su agente de bienes raíces si hay vecindades en desarrollo donde se pueda encontrar una casa a un precio económico.

El proceso de ahorrar dinero

Existen maneras de comprar una vivienda hasta para quienes no tienen muchos ahorros. Pero a fin de cuentas, cuanto más dinero tenga, tanto más fácil será el proceso de la compra y tanto mayor el número de opciones a su alcance. Por ejemplo, es más difícil obtener un préstamo cuando no tiene el dinero suficiente para hacer el depósito inicial. Por lo tanto, le conviene establecer una meta que le permita ahorrar.

El dinero que usted ahorra para la compra de una casa se utilizará realmente para dos cosas:

  1. El depósito inicial. Éste es el dinero que usted pagará al iniciar el proceso de la compra y que no pedirá prestado de la entidad financiera que le dará la hipoteca. Con frecuencia, el pago inicial es del 20% del precio de la casa, pero hay opciones que pueden permitirle comprar una casa con un pago inicial mucho más bajo.
    Aclaración:
    Un pago inicial pequeño puede dar por resultado costos y cargos adicionales, como, por ejemplo, el pago de un seguro hipotecario privado (PMI).
  2. Los costos de cierre. Éstos son gastos relacionados con la compra que no se incluyen en el precio, tales como la valoración, las inspecciones de la propiedad, los cargos hipotecarios y los impuestos. Es de esperar que el total de estos costos de cierre asciendan a ser entre el 3% y el 5% del precio de la casa. Si usted compra una propiedad que cuesta $100,000, sus costos de cierre serán probablemente de entre $3,000 y $5,000.

Cuando usted ahorra dinero para la compra de una casa, es muy importante documentar todo el dinero ahorrado. Eso significa que el dinero debe estar depositado en una cuenta bancaria. Usted no puede utilizar dinero en efectivo para comprar una casa si va a obtener un préstamo hipotecario.

Más adelante en este artículo, explicaremos la manera de encontrar programas y apoyos hipotecarios que pueden ayudarle a comprar una casa aunque el dinero que usted haya ahorrado no sea suficiente para hacer un pago inicial grande. Explicaremos también el programa de Cuentas de Desarrollo Individual (IDA), una manera excelente de ahorrar para el pago inicial de la compra de su primera vivienda.

La administración de su dinero

Todo el mundo sabe que ahorrar dinero es importante, no importa si es para comprar una casa o un auto, o sencillamente para viajar de vez en cuando. El desafío consiste en lograr hacerlo. Hay tres aspectos de la administración del dinero que quienes desean comprar una casa deben considerar:

  1. El presupuesto. Para esto, usted tendrá que llevar la cuenta del dinero que recibe (de empleos, de beneficios y de otras fuentes) y del dinero que gasta (en gasolina, servicios públicos, alimentos u otras cosas). Es muy importante tener un presupuesto porque no podrá ahorrar para comprar una casa si gasta más de lo que gana. Uno de los pasos iniciales para tener casa propia es administrar su dinero de tal manera que le alcance para pagar todas sus cuentas cada mes y que le sobre algo para ahorrar en un banco.
Pagarse a sí mismo/a primero

Una estrategia de ahorros muy conocida es la de “pagarse primero”. Si su meta es ahorrar $100 por mes, transfiera esos $100 a una cuenta de ahorros tan pronto como reciba su cheque de pago. Será mucho menos probable que gaste este dinero si lo ha apartado en una cuenta de ahorros en vez de dejarlo en su bolsillo o en su cuenta chequera para gastarlo. Experimente con este método por seis meses para saber si le ayudará a ahorrar algo.

  1. El crédito. Este es el dinero que ha pedido prestado. Por ejemplo, si tiene una tarjeta de crédito, cada vez que la utiliza está sacando un préstamo y cuando hace el pago de su tarjeta de crédito paga el préstamo recibido.
Su puntuación crediticia

La puntuación de crédito es la medida de la manera en que usted paga sus cuentas. Si no las paga a tiempo o no hace los pagos mínimos, o si viola su límite de crédito, su puntuación crediticia bajará. Su puntuación crediticia es de mucha importancia para las instituciones de crédito porque les ayuda a decidir si usted es un “riesgo aceptable”. Si una empresa de crédito le va a prestar cientos de miles de dólares para la compra de una casa, esa empresa quiere tener la mayor certeza posible de que usted hará los pagos de su préstamo cada mes.

A fin de cuentas: Usted no podrá obtener un préstamo que le permita comprar una casa si sus antecedentes en el pago de sus cuentas son malos.

  1. La reducción de deudas. Si usted tiene deudas, conviene que le dé una prioridad absoluta a su reducción. Esto es así porque tiene que pagar intereses sobre sus deudas cada mes. Si logra reducir el capital de sus deudas, reducirá también el monto que tiene que pagar cada mes en intereses, y podrá ahorrar más para el pago inicial de una casa o para gastar en otras necesidades.

La resolución de problemas con el crédito

Si usted tiene una puntuación de crédito baja, hay varias técnicas para resolver sus problemas de crédito. Una de ellas consiste en consultar a alguien en una entidad de crédito; esta persona le ayudará a identificar las causas de su mala puntuación y le dará consejos sobre la mejor manera de resolver este problema. Alternativamente, usted puede colaborar con una organización sin fines de lucro que se especialice en la reparación del crédito. La reparación de su crédito puede demorar, pero es un paso necesario hacia la meta de tener casa propia. Entre otras cosas, usted probablemente tendrá que comenzar a pagar a sus acreedores a tiempo, reducir los saldos pendientes más altos (p. ej., lo adeudado en su tarjeta de crédito) y descontinuar el uso excesivo de sus tarjetas de crédito.

Aclaración: No todos los problemas de crédito ocurren porque usted haya dejado de pagar sus cuentas. A veces, un error en el informe sobre su crédito puede causarle un problema de crédito. Si hay un error o una disputa en relación con el informe de su crédito, una entidad de crédito o un/a especialista en la reparación del crédito podrá ayudarle.

La obtención de nuevas fuentes de ingresos

Es posible que considere difícil aumentar sus ingresos si está recibiendo beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) o del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Muchas personas con discapacidad no saben que pueden trabajar y aumentar sus ingresos. Las personas que están recibiendo beneficios de SSI o de SSDI también pueden obtener empleo y, en muchos casos, podrán hacerlo ¡sin perder siquiera sus beneficios! Para obtener más información sobre programas que le permitan continuar recibiendo sus beneficios en efectivo o sus beneficios médicos aunque esté trabajando, haga clic aquí.

El monto de sus ingresos es importante cuando compra una casa porque le ayudará a determinar el tamaño de la hipoteca que puede pagar:

  • Los bancos no le darán un préstamo hipotecario para comprar una casa si el pago mensual de la hipoteca asciende a más del 45% de sus ingresos ajustados.
  • Será mucho más fácil obtener un préstamo hipotecario si el pago mensual de la hipoteca es del 31% de sus ingresos ajustados o menos.
  • Si usted está recibiendo beneficios de SSI o de SSDI, sus ingresos se ajustarán a un monto mayor cuando el banco o la entidad de crédito decida darle un préstamo.
  • Si usted está recibiendo beneficios conforme a la Sección 8, podrá obtener un préstamo hipotecario para comprar una casa aunque sus ingresos sean inferiores a los especificados en las normas regulares (explicamos esto más adelante en este artículo).

La selección de un equipo de bienes raíces

Trabaje con un equipo de personas que pueda ayudarle a comprar su casa. El miembro más importante de ese equipo es su agente de bienes raíces.

Su agente de bienes raíces debe:

  • Tener conocimiento de los programas para personas que desean comprar su primera vivienda
  • Ponerle en contacto con una entidad hipotecaria o con un programa apropiado de préstamos
  • Ayudarle a comprar la casa que mejor le convenga
  • Localizar a contratistas que puedan reparar la casa si es necesario
  • Ponerse a su servicio una vez que usted se haya mudado a la casa, si es necesario.

Para las personas con discapacidad, un/a agente de bienes raíces debe también:

  • Comprender su situación y necesidades específicas y responder a ellas
  • Comprender el efecto que su discapacidad tiene sobre su capacidad física y mental para evaluar propiedades
  • Tener conocimiento de las oportunidades de financiamiento diseñadas específicamente para personas con discapacidad y de bajos ingresos
  • Conocer a contratistas capaces de realizar modificaciones que mejoren el acceso a la casa.

Su agente de bienes raíces debe ayudarle a ver fotos y obtener descripciones de varias propiedades y evaluar el grado de accesibilidad que tienen antes de mostrárselas en persona. Usted posiblemente necesitará comunicar a su agente con claridad sus necesidades específicas. Recuerde, como cliente, es su agente de bienes raíces el que trabaja para usted.

A veces, es posible localizar a agentes de bienes raíces que se especializan en ayudar a personas con discapacidad a comprar su primera vivienda, comunicándose con un Centro de Vida Independiente o con otras organizaciones para personas con discapacidad en su comunidad. Pida información de sus amistades, vecinos y otras personas conocidas que hayan comprado una casa; es de importancia crítica contratar a un/a profesional de bienes raíces que colabore bien con su equipo de compra.