La compra de una casa conforme a la Sección 8

Hasta ahora, hemos descrito diversas maneras en que una persona de bajos ingresos o con ahorros limitados puede comprar una vivienda. Sin embargo, existe otro camino totalmente diferente para comprar su casa propia al alcance de personas que reciben un subsidio para alquilar su vivienda conforme al programa de la Sección 8. Esta manera podría ser de interés particular para personas con discapacidad que están recibiendo beneficios públicos, como, por ejemplo, Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI).

El Programa de Vales de la Sección 8

Empecemos por comprender lo que es un alquiler con subsidio. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los EE. UU. (HUD) ayuda a las personas de ingresos muy bajos, de ingresos bajos o de ingresos moderados a alquilar propiedades de dos maneras principales:

  1. Ofreciendo viviendas con subsidio directamente. Si usted es elegible, puede vivir en propiedades de vivienda pública financiadas por HUD y pagar un alquiler inferior al ofrecido en el mercado.
  2. Pagando la mayor parte del alquiler en apartamentos o en casas de propiedad privada para personas elegibles de bajos ingresos a través del programa de la Sección 8. Si es elegible, usted paga por su alquiler aproximadamente el 30% de los ingresos mensuales ajustados de su familia. El gobierno paga el resto por el alquiler de la propiedad privada. A la persona o familia que utiliza este programa se le da un “vale de la Sección 8” (“Section 8 Voucher”en inglés).
Ejemplo de vivienda alquilada conforme a la Sección 8

Si alguien que tiene un vale de la Sección 8, gana $1,000 por mes y vive en un apartamento con un alquiler de $900 por mes, conforme a la Sección 8 esa persona podría pagar un alquiler de aproximadamente $300 por mes y el gobierno pagaría el saldo mensual de $600 para completar el pago del alquiler.

El Programa de Vales de la Sección 8 se explica más detalladamente en el artículo de DB101 sobre la vivienda.

El Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas

Aunque hacerlo es optativo, la autoridad de vivienda pública (PHA) en algunas comunidades ofrece a solicitantes elegibles la oportunidad de utilizar su vale de la Sección 8 para comprar una casa en vez de alquilar. Si alguien que tiene un vale de la Sección 8 compra una vivienda a través del Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas, el programa le ayudará a pagar la hipoteca en vez de pagar el alquiler.

Si usted compra una casa a través de este programa, utilizará aproximadamente el 30% de los ingresos mensuales ajustados de su familia para el pago mensual de su hipoteca. El gobierno cubrirá el resto del pago mensual de la hipoteca. Cuando la hipoteca se haya pagado en su totalidad, la vivienda será de su propiedad y el gobierno no seguirá ayudándole. Usted dejará de participar en el programa de la Sección 8, pero eso no importa porque tendrá su casa propia y ¡no tendrá ninguna deuda pendiente con el gobierno por ella!

La Sección 8 puede ofrecerle una excelente oportunidad para comprar una casa, pero hay varios factores que usted debe considerar:

  • Usted debe tener ya un vale de la Sección 8 para poder participar en el programa.
  • Para solicitar el subsidio de la Sección 8, tiene que anotarse en una lista de espera que esté aceptando solicitudes. Muchas listas de espera están cerradas y es posible que tenga que esperar varios años para ingresar a la lista.
  • Ofrecer un Programa para la Compra de Viviendas es optativo y no todas las Autoridades de Vivienda Pública (Public Housing Authorities —PHA) ofrecen esta opción. Comuníquese con las autoridades de vivienda pública en Arizona para saber si lo ofrecen.
  • Si usted está comprando una vivienda en un lugar donde sobran compradores y escasean vendedores de casa, es posible que tenga que hacer varias ofertas antes de que alguien acepte su oferta.
Los pasos hacia el éxito para la compra de una casa conforme a la Sección 8
  1. Alquile una vivienda con el subsidio de la Sección 8. Si no tiene un vale de la Sección 8, no podrá comprar una casa participando en este programa.
  2. Póngase en contacto con el/la coordinador/a del Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas en la Autoridad de Vivienda Pública (Public Housing Authority —PHA) del área donde usted vive. Si esa autoridad PHA no ofrece el Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas, usted necesitará transferir (“port”) su vale a una autoridad PHA que sí ofrezca la opción de compra.
  3. Asista a todas las sesiones de asesoramiento y clases requeridas.
  4. Obtenga una recomendación del/de la coordinador/a del Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas y preséntela a la institución de crédito donde quiere obtener financiamiento.
  5. Colabore con la institución de crédito para obtener la aprobación de un préstamo hipotecario.
  6. Seleccione a un/a agente de bienes raíces que le ayude a localizar una casa.

La mayoría de las Autoridades de Vivienda Pública (Public Housing Authorities —PHA) podrán recomendar a agentes de bienes raíces e instituciones de crédito que puedan ayudarle. Si no pueden hacerlo, o si usted está investigando las posibilidades por su cuenta, tenga mucho cuidado al seleccionar su institución de crédito y su agente de bienes raíces. Es importante que ambos conozcan la manera en que funciona el Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas en el área donde usted vive, que tengan buenas relaciones con el personal de la Autoridad de Vivienda Pública que administra el programa y que comprendan la documentación. Todo esto facilitará la compra; también le ganará la confianza de los vendedores acerca de su capacidad para comprar la casa.

Cuando piensa en la opción de comprar una casa conforme a la Sección 8 le conviene considerar lo siguiente:

  • La Autoridad de Vivienda Pública establece normas para determinar el monto del subsidio (ayuda financiera) que usted puede obtener. Generalmente, si usted obtiene un subsidio más alto, podrá comprar una casa más cara.
  • Es necesario tener mucha paciencia. El tiempo entre la fecha en que usted se inscribe en el Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas y el día en que le entregan las llaves de su nueva casa podría ser de varios años.
  • Es difícil, pero no imposible, comprar propiedades en venta corta o propiedades judicialmente ejecutadas a través de este programa. En algunas áreas donde los precios de las casas son ahora los más bajos que se pueden encontrar, muchas de las propiedades han sido judicialmente ejecutadas o son el resultado de una venta corta.

Usted podrá leer información adicional sobre el Programa de la Sección 8 para la Compra de Viviendas en el artículo de DB101 sobre la vivienda.