Cosas que usted no puede controlar

Hay varios factores que usted no podrá controlar cuando trata de comprar una casa. Para tener éxito en su compra es esencial comprender con claridad estas limitaciones y aprender la manera de superarlas.

Los precios de las casas y las tasas de interés

Los precios de las casas y las tasas de interés son los dos factores que más afectan el pago mensual que usted tendrá que hacer cuando compra una casa. Por ejemplo, si compra una casa con un préstamo de tasa fija con un valor de $100,000 pagadero en 30 años y la tasa de interés anual es del 4.5%, tendrá que pagar $507 mensualmente durante los próximos 30 años. Al final, ¡habrá pagado más de $180,000 para cancelar su préstamo hipotecario!

Usted no puede controlar el precio de la casa o los términos que el banco le ofrecerá para su hipoteca. Sin embargo, sí puede buscar una casa cuyo precio se adapte a sus recursos económicos y localizar a una empresa de crédito que le ofrezca términos aceptables. Lo mejor para lograr esto es contratar a un/a buen/a agente de bienes raíces. Su agente debe tener una comprensión sólida de los precios de las casas en las áreas donde usted piensa comprarla. Su agente debe también saber cómo obtener la mejor tasa de interés posible para su préstamo. Para más información sobre la manera de localizar agentes de bienes raíces, haga clic aquí.

Los programas de préstamo

Es imposible que usted pueda controlar los programas de préstamo ofrecidos en un momento específico, sus términos o los montos que cobrarán en intereses.

En años recientes, ha habido tres opciones principales de préstamos hipotecarios:

  1. Préstamos convencionales: Estos préstamos ofrecidos por bancos y entidades hipotecarias requieren típicamente que el/la prestatario/a haga un pago inicial de por lo menos el 10% del precio de compra.
  2. Préstamos FHA: Los préstamos de la Administración Federal de Vivienda (Federal Housing Administration —FHA) también se ofrecen a través de bancos y entidades hipotecarias, pero estos préstamos están asegurados por el gobierno federal. Son populares porque permiten a los compradores hacer pagos iniciales mucho más pequeños —por lo general, el 3.5% del precio de compra— y se ofrecen típicamente a personas con puntuaciones crediticias relativamente bajas.
    • Préstamos 208: Son un tipo de préstamo FHA que permite a personas con discapacidad obtener préstamos de más del valor de la propiedad —hasta el 120%— con el fin de hacer modificaciones a la casa después de comprarla para mejorar su accesibilidad.
  3. Préstamos VA: Los préstamos de la Administración de Veteranos (Veterans Administration —VA) se ofrecen solamente a veteranos del servicio militar. Estos préstamos pueden a veces obtenerse con financiamiento del 100%; en este caso, el/la prestatario/a no tiene que hacer ningún pago inicial.

Los programas de pago inicial

Al considerar sus opciones para un préstamo, es importante comprender que el tipo de préstamo obtenido no es lo único que afectará la cantidad de dinero que debe ahorrar. Por ejemplo, existen programas que pueden ayudarle a hacer el pago inicial, de manera que no tendrá que ahorrar la cantidad que consideraba necesaria. Por otra parte, usted posiblemente tendrá que asegurarse de tener disponible suficiente dinero para los costos de cierre, para las modificaciones que mejoren el acceso a la propiedad o para cubrir otros gastos.

A continuación, mencionamos algunas de las maneras en que usted puede obtener ayuda con su pago inicial:

  • Algunas ciudades y condados ofrecen ayuda financiera que puede reducir su pago inicial hasta el 1% del valor de la propiedad. Las reglas son diferentes en cada programa, pero por lo general usted no necesitará devolver esta ayuda financiera hasta vender su casa o terminar de pagar su hipoteca original. En algunos casos, no tendrá que devolver la ayuda recibida en ningún momento.
  • Algunas instituciones de crédito tienen programas que pueden ayudar a reducir el pago inicial hasta al 0.5% del precio de compra de la propiedad.
  • Es posible que su familia pueda ayudarle a hacer su pago inicial. La mayoría de los préstamos permiten la utilización de fondos regalados. Hay consecuencias fiscales para la persona que regala los fondos, pero el monto del regalo no tiene limitaciones.
Ejemplo
Usted localiza un préstamo FHA que requiere un pago inicial de sólo el 3.5%. La ciudad en la cual está comprando su casa tiene un programa que pagará la mayor parte de su depósito inicial. Una vez que la municipalidad haya pagado la parte que le corresponde, usted hará un pago inicial ¡de sólo el 1%!

Tendrá que pagar todavía los costos de cierre de la transacción, los cuales pueden ascender aproximadamente entre el 3% y el 5% del precio de la propiedad, más que el pago inicial. Algunas ciudades tienen programas que ayudan a los compradores a pagar estos gastos y a veces es posible negociar con la persona que vende la propiedad para que absorba una parte o el total de estos costos.

Los beneficios del gobierno

Muchas personas no comprenden la relación entre los beneficios recibidos del gobierno y la compra de una casa. Aquí aclaramos algunos hechos:

  1. No se le puede quitar ningún beneficio del gobierno porque usted haya comprado y tenga una casa propia.
  2. Algunos beneficios, tales como los de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y Asistencia Alimenticia (estampillas para comida), posiblemente limitarán la cantidad de dinero que usted pueda tener en su cuenta bancaria, dificultando así el ahorro de dinero para su pago inicial.

Para las personas con discapacidad que están recibiendo beneficios de SSI, el problema básico consiste en que se les permite tener sólo $2,000 en recursos ($3,000 para una pareja). Este límite dificulta los ahorros para un pago inicial significativo. Sin embargo, existen algunas maneras de resolver esta limitación. Usted puede:

  • Localizar un programa de ayuda con el pago inicial en el área donde vive.
  • Utilizar dinero que otras personas le han regalado para hacer el pago inicial.
  • Ahorrar dinero en una Cuenta para el Desarrollo Individual (Individual Development Account —IDA) financiado por el gobierno federal.

Las Cuentas para el Desarrollo Individual (IDA)

Una Cuenta para el Desarrollo Individual (Individual Development Account —IDA) es un tipo de plan de ahorros para personas con bajos ingresos, ofrecido por agencias sin fines de lucro en algunas comunidades de Arizona. Cuando usted establece una cuenta IDA, se abre una cuenta bancaria especial y, mientras el gobierno federal siga financiando su cuenta IDA, nada del dinero depositado en la cuenta se tomará en consideración cuando se calcula si usted supera el límite de recursos de SSI, $2,000 ($3,000 para una pareja).

Para la mayoría de las cuentas IDA, la agencia sin fines de lucro hará contribuciones de igualación para aumentar sus ahorros. Por ejemplo, si usted deposita $25 por mes, la agencia sin fines de lucro posiblemente contribuirá también $25 a su pago inicial o quizás más. Por eso, ¡una cuenta IDA es una manera excelente de ahorrar dinero! No solamente sus fondos están protegidos, sino que básicamente usted obtiene dinero gratis para ayudarse a pagar su hipoteca.

Un beneficio adicional de un programa IDA consiste en que los participantes obtienen gratis los medios para reparar su crédito y participan en clases de educación financiera que les ayudan a prepararse para adquirir su capa propia. Estas clases obligatorias son un excelente recurso adicional para quienes están comprando su primera vivienda.

Las cuentas IDA tienen limitaciones. Generalmente, los ahorros máximos permitidos se limitan a unos cuantos miles de dólares y por lo general hay un período —con frecuencia de 12 meses o más— durante el cual se requieren contribuciones mensuales antes de poder utilizar el dinero para la compra de una casa.

Las cuentas IDA son presentadas más detalladamente en el artículo de DB101 sobre Cuentas para el Desarrollo Individual.

Ejemplos de ahorros en una cuenta IDA

Su contribución mensual

La contribución de igualación ofrecida por el programa IDA

La cantidad total de dinero que usted tendría al final del año para la compra de su casa

Cuánto puede ahorrar en una cuenta IDA en situaciones diferentes

$25 por mes

1:1

$600

2:1

$900

$50 por mes

1:1

$1,200

2:1

$1,800

$100 por mes

1:1

$2,400

2:1

$3,600