Mito #4: Si comienzo a trabajar, el Seguro Social decidirá que ya no tengo una discapacidad

Una amiga mía comenzó a trabajar, y entonces el Seguro Social decidió que ya no estaba discapacitada y eliminó sus beneficios por completo. Yo no quiero que esto me pase.Usted posiblemente ha oído decir que si está trabajando, el Seguro Social supondrá que ya no tiene una discapacidad y usted dejará de ser elegible para participar en cualquiera de sus programas. Esto no es cierto. Aunque es posible que el Seguro Social realice una revisión médica de su caso, no suspenderá automáticamente sus beneficios simplemente porque usted está trabajando. El Seguro Social tiene que realizar un proceso llamado Revisión de la Continuación de la Incapacidad (Continuing Disability Review - CDR) antes de poder suspender sus beneficios. Durante este proceso, recopilará su historial médico y pedirá que usted (y, a veces, su familia o sus amistades) ofrezca(n) información acerca de la manera en que su dispacidad o condición médica sigue afectando su vida.

El Seguro Social puede también exigirle que haga una cita con un/a médico/a contratado/a por el Seguro Social. Si él o ella decide que su condición ha dejado de cumplir con la definición del término incapacidad, tendrá que notificarle su decisión. Si usted no está de acuerdo con la decisión, podrá presentar una apelación.

Sin embargo, si usted está utilizando el programa del Boleto para Trabajar y está cumpliendo sus metas y plazos, el Seguro Social no realizará una revisión CDR mientras su Boleto siga siendo válido. Para más información acerca del programa del Boleto para Trabajar, haga clic aquí.