Los fideicomisos

Un fideicomiso es un acuerdo legal por medio del cual una persona u organización (como, por ejemplo, un banco) administra los bienes de otra persona. A la persona que recibe pagos derivados de los bienes se le llama “beneficiario/a” y a la persona que administra los bienes se le llama “fiduciario/a”. Hay muchos tipos de bienes assets que pueden depositarse en un fideicomiso, como, por ejemplo, dinero en efectivo, acciones, bonos y bienes raíces.

Es posible establecer muchos tipos de fideicomisos para administrar los bienes de una persona con discapacidades para que esa persona tenga derecho a recibir beneficios públicos como:

Es importante que usted o la persona que establece el fideicomiso a nombre suyo lo haga correctamente. Según la manera en que se establezca el fideicomiso, los bienes amparados por él no se tomarán en cuenta cuando SSI calcula su límite de bienes.

Nota

Las reglas que gobiernan el establecimiento de fideicomisos pueden ser complicadas y es importante que usted busque consejos sensatos sobre la manera de establecer el suyo, para evitar problemas serios.

Aunque los beneficios públicos como los de SSI y AHCCCS y la asistencia para la vivienda de HUD dan apoyo básico para alimentos, vivienda y atención médica, un fideicomiso podría utilizarse para añadir apoyo y servicios de la manera más útil para usted. Por ejemplo, usted podría utilizar dinero del fideicomiso para pagar sus diversiones, cuentas de teléfono, educación y vacaciones.

Aunque los fideicomisos pueden tener ventajas enormes, tienen también reglas estrictas. Los fondos deben utilizarse solamente en beneficio suyo; nadie más puede beneficiarse por medio de ese fideicomiso. Además, el fideicomiso se establece para ayudarle a usted, pero los pagos no deben hacerse directamente a usted. Los pagos hechos directamente a usted se toman en cuenta como ingresos y posiblemente afectarán sus beneficios. Cuando usted necesita pagar a un/a proveedor/a por algo que no sea alimentos o vivienda, el/la fiduciario/a le pagará directamente con fondos del fideicomiso. Solamente el/la fiduciario/a puede administrar dinero del fideicomiso.

Los Fideicomisos de Tratamiento Especial

En Arizona, no se aplica ningún límite a sus bienes cuando usted solicita beneficios médicos a través del sistema AHCCCS. Esta disposición incluye el programa Libertad para Trabajar de AHCCCS. Sin embargo, si existe la posibilidad de que usted vaya a necesitar atención a largo plazo en el futuro, el Sistema de Atención a Largo Plazo de Arizona (Arizona Long Term Care System—ALTCS) sí tiene un límite de bienes. Por eso, le conviene establecer cualquier fideicomiso tomando en cuenta ese hecho. Hay tres tipos de fideicomisos que usted puede utilizar para administrar sus bienes de manera que tenga derecho a recibir atención a través del sistema ALTCS. Estos fideicomisos se conocen como Fideicomisos de Tratamiento Especial.

La siguiente es una lista de los datos más importantes que debe tener en cuenta al establecer un Fideicomiso de Tratamiento Especial:

  • El fideicomiso debe consistir en sus propios ingresos o recursos.
  • La fecha en que se estableció el fideicomiso debe ser el 11 de agosto de 1993 o después.
  • Usted debe nombrarse como el/la beneficiario/a del fideicomiso.
  • El sistema AHCCCS debe nombrarse como el beneficiario residual. Esto significa que cuando usted muere o se clausura el fideicomiso, los bienes que queden en él se utilizarán primero para reembolsar al sistema AHCCCS por el costo de sus servicios de atención a largo plazo. AHCCCS no aceptará más dinero que el que usted gastó al participar en el programa. Sus otros beneficiarios recibirán los bienes que queden.
  • Los pagos hechos con fondos del fideicomiso deberán hacerse conforme a las leyes de Arizona.

Aquí mencionamos algunas de las cosas que podrían pagarse del fideicomiso conforme a las leyes de Arizona:

  • Gastos básicos por alimentos, ropa y alojamiento
  • Servicios de atención para la salud a largo plazo
  • Gastos legales
  • Primas de seguro médico
  • Programas educativos o vocacionales

A continuación, describimos los puntos básicos de cada tipo de fideicomiso. Si usted tiene preguntas relacionadas con este tema, debe obtener asesoramiento profesional. Podrá enterarse de recursos adicionales o localizar a un/a asesor/a legal en el área donde usted reside visitando el sitio web de la organización Special Needs Alliance.

Los Fideicomisos de Ingresos Solamente

Un Fideicomiso de Ingresos Solamente, llamado también un Fideicomiso de Flujo de Ingresos o Fideicomiso Miller,ampara solamente sus ingresos mensuales de, por ejemplo, una pensión o sus beneficios del Seguro Social. No se permite que incluya otros recursos, tales como bienes raíces. Usted debe considerar este tipo de fideicomiso únicamente cuando tiene ingresos de más de $2,313 por mes.

Las siguientes personas pueden establecer un fideicomiso de ingresos solamente:

  • Usted
  • Su cónyuge
  • La corte

Este tipo de fideicomiso se utiliza principalmente para administrar ingresos sin la pérdida de la elegibilidad para participar en el Sistema de Atención a Largo Plazo de Arizona (ALTCS). Para obtener más información, puede leer la página sobre el sistema ALTCS en el sitio web de DB101.

Los Fideicomisos para Personas Discapacitadas con Menos de 65 Años de Edad

Este tipo de fideicomiso, llamado también un Fideicomiso de Tratamiento Especial de la Parte Primera, se utiliza si usted ha acumulado o heredado muchos bienes, o si ha recibido bienes debido a un fallo legal.

Antes, no se permitía a las personas con discapacidad a establecer sus propios fideicomisos para necesidades especiales autofinanciados, aunque fuera con dinero propio. Un padre, madre, abuelo/a, o tribunal tenía que establecer el fideicomiso y la persona con discapacidad no podía ser su propio fideicomisario.La ley cambió en 2016, y ahora usted puede establecer este tipo de fideicomiso. También lo puede establecer un padre, madre, abuelo/a, o tribunal.

Para ser elegible, usted debe tener menos de 65 años de edad y tener una discapacidad definida por:

Los Fideicomisos de Tratamiento Especial de Fondos Comunes

Este tipo de fideicomiso permite combinar bienes de distintas personas y colocarlos en un gran fondo de inversión. A pesar de que los fondos se combinan (se utilizan conjuntos), seguirá teniendo su propia cuenta aparte. Los fideicomisos de bienes combinados ofrecen cuentas autofinanciadas (establecidas con dinero propio) y cuentas para terceras (establecidas con dinero de otras personas). Todos los beneficiarios de un fideicomiso de fondo común deben tener una discapacidad definida por:

Es necesario establecer este tipo de fideicomiso a través de una organización sin fines de lucro. Dicha organización administrará el Fideicomiso de Fondos Comunes, se encargará de la preparación de las declaraciones de impuestos, tomará decisiones relacionadas con las inversiones y actuará en calidad de fideicomisiaria.

Antes de que se establezca el Fideicomiso de Fondos Comunes, usted y/o los miembros de su familia deberán indicar lo que quieren pagar con fondos del fideicomiso y a quién(es) se debe consultar sobre estos asuntos.

¿Quién puede establecer un Fideicomiso de Tratamiento Especial de Fondos Comunes?

  • Usted
  • Su madre o padre
  • Su abuelo o abuela
  • Su guardián legal
  • La corte

Los Fideicomisos que no son de Tratamiento Especial

En Arizona, es posible también establecer un Fideicomiso que no es de Tratamiento Especial, con menos reglas que las que gobiernan los Fideicomisos de Tratamiento Especial. Uno de los tipos de Fideicomiso que no es de Tratamiento Especial es un Fideicomiso de Terceros.

Los Fideicomisos de Terceros

Los padres de familia acostumbran establecer y financiar Fideicomisos de Terceros para asegurar el futuro de un/a menor discapacitado/a. Con frecuencia, los establecen en su testamento y, a veces, mediante la compra de un seguro de vida pagadero al fideicomiso. Se permite que contribuyan fondos al fideicomiso también otros miembros de la familia, como, por ejemplo, abuelos y abuelas, tías y tíos. La única persona que no puede contribuir fondos al fideicomiso es usted, la persona discapacitada.

Algunos padres colocan sus bienes en un Fideicomiso Activo (Living Trust) y declaran en ese fideicomiso que se establecerá otro fideicomiso a nombre de su hijo/a cuando ellos fallezcan. Con frecuencia, este tipo de fideicomiso entra en efecto de inmediato. Las personas que quieran contribuir dinero al fideicomiso pueden hacerlo escribiendo un cheque, o bien, escribiendo un testamento que nombre al fideicomiso como beneficiario.

Nota

No le conviene que sus parientes le den dinero directamente a usted, porque esto podría dar como resultado que se reduzca o descontinúe su beneficio de SSI o su asistencia para la vivienda de HUD.

La característica clave de un Fideicomiso de Terceros es que el dinero no debe utilizarse para vivienda ni alimentos. La vivienda y los alimentos se consideran “necesidades” básicas” conforme a las leyes del Seguro Social. Si usted está recibiendo vivienda o alimentos de otra persona, inclusive de un miembro de su familia o de un fideicomiso, incurrirá una multa y se reducirán o descontinuarán sus beneficiós públicos. Es por eso que no le conviene utilizar bienes del fideicomiso para pagar la vivienda o los alimentos.

Los fideicomisos son complicados pero importantes. Si usted tiene preguntas sobre ellos, podrá encontrar recursos o un/a abogado/a en el área donde vive comunicándose con la organización Special Needs Alliance.

Para obtener información sobre los Fideicomisos de Tratamiento Especial y su elegibilidad para recibir beneficios de SSI, visite el sitio web de SSI y lea la página titulada Puntos importantes de SSI sobre fideicomisos. Si tiene preguntas, comuníquese con el Ability360. Podrá encontrar la información sobre ABIL visitando su sitio web.