La decisión firme de inaugurar un negocio

Tener una gran idea es apenas el principio de un negocio pequeño. Una vez que usted tenga la idea, necesitará pensar en lo siguiente:

  • ¿Deseo convertir esta idea en un negocio pequeño?
  • ¿Soy alguien que podrá convertir esta idea en realidad?
  • ¿Tengo el equipo de apoyo que necesito para hacerlo?

Muchas personas y organizaciones dicen que si usted tiene una idea, debe proceder en seguida a desarrollar un plan de negocios. Aunque un plan de negocio es definitivamente importante (más adelante en este artículo, hablaremos sobre la manera de desarrollar uno), lo primero que usted debe hacer es pensar si de veras es alguien que podrá inaugurar su propio negocio. Es importante comprender que la microempresa (negocio pequeño) no es una fórmula milagrosa para lograr el éxito, aunque habrá quienes digan lo contrario.

El factor de mayor importancia para el éxito de su empresa es decidir si trabajar por cuenta propia es una buena opción para usted. Trabajar por cuenta propia significa responsabilizarse de absolutamente todo lo relacionado con su negocio. Esto representa mucho trabajo, mucho estrés y la resolución de muchas otras cosas por las cuales nunca antes ha tenido que preocuparse. La realidad es que tener un negocio propio no es lo apropiado para todo el mundo. Tener una idea, desarrollarla como un negocio, y tener éxito con una empresa que produzca ganancias (gana dinero) requiere que una persona posea una combinación de cualidades poco comunes.

Ejemplo

Beto no tenía planeado inaugurar un negocio pequeño; estaba simplemente ayudando a una vecina. Pero a veces, la oportunidad llama a la puerta y ¡hay que aprovecharla!

A fines del año 2009, alguien llamó a la puerta de su casa y Beto acudió en su silla de ruedas a responder al llamado. Cuando abrió la puerta, tanto su vecina Susana como el perro Darwin, un golden retriever de 95 libras, se veían angustiados. Susana explicó que necesitaba con urgencia que alguien cuidara a su perro porque su empleador le había dicho que no podía seguir llevando a Darwin con ella al trabajo. Ella había tratado de dejarlo solo en el patio de su casa, pero el perro había arruinado sus flores y los vecinos se quejaban porque se pasaba todo el día ladrándole a cada ardilla que veía.

Haciendo memoria, Beto dice: “Los primeros dos días, sencillamente cuidé al perro como un favor para una vecina, pero Darwin tiene mucha energía y comencé a pensar que debería cobrar algo por cuidarlo”. Después de algunos días más, Susana estuvo de acuerdo y preguntó a Beto cuánto cobraría por cuidar a Darwin cinco días por semana.

“No tenía idea de cuánto cobrar”, pensó Beto, “porque, la verdad, ¡nunca se me habría ocurrido convertirme en cuidador de perros!” Beto comenzó a investigar entonces lo que cobraban las personas en su barrio por ese servicio. Susana y Beto no tardaron en acordar un cargo semanal. “No era mucho dinero, pero definitivamente el dinero extra era una ayuda, porque yo estaba viviendo solamente de mis beneficios por discapacidad”, dijo Beto.

Dos semanas más tarde, Susana le presentó a Beto a uno de sus compañeros de trabajo quien necesitaba que alguien cuidara su perro. A Karl le pareció que lo que Beto cobraba era razonable y estuvo encantado de que su perra Emily, de raza labrador, pasara el día jugando con Darwin. Una vez conseguido su segundo cliente, Beto comenzó a preguntarse si podría crear un verdadero negocio cuidando perros. “Yo pensé, caramba, a lo mejor me convendría hacerlo. ¿Cuánto dinero podría ganar haciendo esto?”

Beto comenzó a desarrollar su plan de negocio y se inscribió en un curso en línea para aprender a organizar un negocio pequeño, y fue entonces cuando se dio cuenta de algo. “Yo en realidad no tengo el temperamento para operar un negocio. Cuidar perros es una cosa, pero preparar un plan de negocio, hacer mercadeo, conseguir un seguro, obtener una licencia, sacar permisos, era todo un dolor de cabeza”. Ahora, Beto cuida a dos o tres perros por semana y disfruta al hacerlo. No es un gran negocio, pero le permite ganar dinero extra y él se entretiene mientras ayuda a sus vecinos y amistades.

Cómo crear un equipo

Si desea seguir adelante y tratar de desarrollar su idea hasta crear un plan de negocio completo, necesita crear su equipo de apoyo. Aunque usted será quien asume la responsabilidad final de todas las decisiones, debe dejar que otras personas participen para que pueda contar con un grupo de personas que le pueda aconsejar y apoyar en sus esfuerzos. Esto es especialmente importante en el caso de las personas con discapacidad, porque hay muchas cosas adicionales que será necesario tomar en consideración.

Los siguientes son algunos de los asuntos que su equipo le ayudará a resolver a medida que piensa en inaugurar un negocio:

Nadie puede encontrar respuestas a todas las preguntas relacionadas con un negocio sin ayuda. La clave está en desarrollar un equipo de asesores, una junta directiva informal que pueda ayudarle a encontrar respuestas, ideas y soluciones para lograr el éxito de su negocio.

¿A quiénes debo incluir en mi equipo de asesores?

Las personas que debe incluir en su junta directiva informal dependerá en alto grado de su situación personal. Las siguientes son algunas ideas acerca del tipo de personas que podría incluir:

  • Si está recibiendo beneficios públicos, a personas con conocimiento de la planificación de beneficios
  • Personas con conocimiento del tipo de negocio que usted desea operar (SCORE le puede ayudar a conseguir a alguien)
  • Contadores o profesionales en materia de impuestos
  • Abogados
  • Expertos en materia de discapacidades
  • Expertos en microempresas (negocios pequeños)
  • Especialistas en tecnología asistiva (Assistive technology —AT)
  • Expertos en la reparación de créditos o en ayuda bancaria
  • Especialistas en mercadeo y en diseños visuales.

Cuando encuentre a un par de personas dispuestas a ayudarle con su negocio, pregúnteles si conocen a otras personas con destrezas o conocimientos importantes que podrían incorporarse a su junta directiva informal y ¡contribuir al éxito de su negocio!

¿Desea convertir su sueño en realidad?

Si ha leído la información dada hasta aquí, y todavía quiere inaugurar un negocio, continúe leyendo. El resto de este artículo le ayudará a encontrar oportunidades y programas que ayudan a las personas con o sin discapacidad a desarrollar negocios pequeños, formular estrategias y financiar sus operaciones.