El proceso interactivo

Usted puede presentar su solicitud de un acomodo razonable en forma verbal o por escrito. A veces, el proceso puede ser muy informal —usted pide un acomodo y su empleador se lo da. Sin embargo, este proceso puede también ser más formal.

El proceso interactivo es un diálogo entre el empleador y el/la solicitante de empleo (o el/la trabajador/a) que permite una colaboración entre los dos para encontrar un acomodo razonable.

A veces, usted y su empleador descubrirán que hay más de un solo acomodo que funcionaría bien. En ese caso, su empleador puede escoger el acomodo menos costoso o más fácil para el negocio.

Si usted no solicita personalmente un acomodo, otro/a trabajador/a, su cónyuge, un miembro de su familia, un/a profesional de atención médica, la persona que administra su caso o un/a defensor/a legal puede solicitarlo en su nombre. Si su empleador sabe que usted necesita un acomodo, aunque usted no lo haya solicitado directamente, él debe iniciar sin demora un proceso interactivo de buena fe. Por ejemplo, si un/a empleado/a utiliza una silla de ruedas y es imposible obtener acceso a una parte del edificio del empleador en silla de ruedas, el empleador debe iniciar el proceso interactivo para determinar la manera de acomodar a su empleado/a durante la construcción del acomodo.

Los pasos exactos del proceso interactivo pueden variar según la organización, el departamento o las circunstancias específicas de la persona discapacitada. Los pasos más comunes son los siguientes:

  1. Usted solicita un acomodo razonable.
  2. Usted y su empleador identifican las necesidades y limitaciones relacionadas con su discapacidad.
  3. Su empleador puede pedir que su proveedor/a de servicios médicos documente su discapacidad o condición médica.
  4. Usted y su empleador identifican las tareas esenciales y no esenciales de su empleo.
  5. Usted y su empleador encuentran acomodos posibles en base a sus conocimientos y experiencia, investigaciones externas y las recomendaciones recibidas de proveedores de servicios médicos u otros profesionales.
  6. Usted y su empleador se ponen de acuerdo sobre el (los) acomodo(s) razonable(s) en base a las funciones esenciales de su empleo, sus preferencias, y los costos financieros y la carga administrativa potencial para su empleador.
  7. Su empleador tiene la obligación de continuar sus esfuerzos, proveer el (los) acomodo(s) y garantizar su efectividad.

Es posible que se necesiten modificaciones al acomodo original. Por consiguiente, tanto a su empleador como a usted les corresponde mantener un diálogo abierto sobre la funcionalidad del acomodo seleccionado y, si no es satisfactorio, sobre la necesidad de modificarlo o reemplazarlo.

Documentación del proceso

Aunque su empleador no tenga pasos oficiales establecidos para la solicitud de acomodos por parte de sus empleados, usted debe mantener un registro escrito de su solicitud de acomodo. Por ejemplo, usted puede solicitar sus acomodos por e-mail y, si ocurren comunicaciones verbales sobre su acomodo, usted debe confirmar la conversación después por email y pedir que su empleador le notifique por escrito que su interpretación de la conversación no es idéntica a la suya. Así se creará un archivo escrito que puede serle útil más tarde.